Cristina Porta, en la prueba final