Dos de los asistentes al evento en el regalaban cadenas de oro de 10.000€ en Barcelona confiesan su miedo: "Pensamos que iba a haber una batalla campal"